Tu clínica de medicina estética en Málaga

Llámanos
747 772 454

Todo lo que necesitas saber sobre la blefaroplastia
Blog

Todo lo que necesitas saber sobre la blefaroplastia

Todo lo que necesitas saber sobre la blefaroplastia

Con el paso de los años, el tejido y músculos de los párpados dejan de tener la misma tensión. En la mayoría de casos esto puede solucionarse tanto a nivel estético como funcional mediante la blefaroplastia.

¿Qué es la blefaroplastia?

Se trata de una cirugía, en muchos de los casos estética, que consigue eliminar el exceso de tejido y bolsas de grasa para hacer que el ojo parezca más “abierto” y joven.

¿Por qué y cómo se realiza la blefaroplastia?

La mayoría de cirugías se realizan por dos motivos principales: la apariencia estética o la pérdida de visión.

Cuándo se produce en envejecimiento de la zona, se crean bolsas en el párpado superior e inferior, además de una apariencia caída de la ceja. Esto, en muchas personas acaba siendo un problema de imagen o autoestima por lo que, deciden realizarse la blefaroplastia para solucionarlo.

En otros casos, la caída sobre el ojo del tejido del párpado superior provoca que las personas pierdan campo de visión lateral ya que les “disminuye” los movimientos a sólo dónde el tejido les deja.

La realización de la blefaroplastia es una cirugía ambulatoria en la mayoría de los casos.

cómo se realiza la blefaroplastia

Procedimiento blefaroplastia

El procedimiento de la blefaroplastia comenzará por aplicar anestesia general al paciente con una duración de aproximadamente dos a tres horas.

En el caso del exceso de piel en el párpado, la cirugía se realizará aprovechando los pliegues naturales de la piel y retirando esa piel, con el objetivo de que quede un resultado lo más natural posible.

Para las bolsas de la parte inferior, no se realiza ningún tipo de incisión, tan solo se accede por la membrana interior del ojo por lo que, no queda ningún tipo de marca visible y el procedimiento se vuelve más sencillo.

Tratamiento pre y post blefaroplastia

Antes de la blefaroplastia, el doctor puede necesitar de algunos exámenes médicos como evaluación de tu campo de visión o fotografías y mediciones con el fin de lograr el resultado deseado. Además, deberás tomar algunas prevenciones como dejar de tomar algunos medicamentos que reducen la coagulación de la sangre o dejar de fumar las semanas previas.

Respecto al postoperatorio de la blefaroplastia, deberás tener principalmente cuidado e higiene con la zona. Además, deberás aplicar compresas frías sobre la zona para ayudar al riego sanguíneo y bajada del hinchazón de la zona. Podrás acompañarlo de medicamentos que te alivien el dolor si fuese necesario.

Los cirujanos también recomiendan no fumar las semanas próximas y dormir con la cabeza más alta que el cuerpo para que la sangre fluya mejor. Hay muchos casos en los que se da más sequedad ocular y se recomienda echar algunas gotas de colirio.

Riesgos de la blefaroplastia

La realidad es que los beneficios que aporta la blefaroplastia como la mejora del campo de visión y apariencia del paciente son mucho más frecuente que cualquiera de sus riesgos pero estos en su mayoría afectarán a la cicatrización de la cirugía.

Hay algunos síntomas postoperatorios como la visión doble, el dolor al parpadeo, ojos secos o hinchazón que serán meramente transitorios con una correcta cicatrización.

Algunos de los riesgos de la blefaroplastia puede ser infección, cicatrización de color diferente en la piel o dificultad para cerrar el ojo.

Si decides realizarte la blefaroplastia, debes tener claros qué objetivo quieres conseguir con ella y acudir a un profesional con el que asegures un buen resultado ya que tu salud está en juego.

Pide cita