Tu clínica de medicina estética en Málaga

Llámanos
747 772 454

Cómo eliminar la papada rápidamente
Blog

Cómo eliminar la papada rápidamente

Cómo eliminar la papada rápidamente

La papada es una de las partes del cuerpo que más nos molesta cuando empieza a aparecer o crecer. Esa acumulación de grasa y piel floja debajo de la mandíbula puede hacer que nos veamos mayores, cansados o descuidados.

Aunque la papada es algo normal que viene con la edad, hay maneras de reducir su tamaño y endurecer esa zona sin necesidad de pasar por el quirófano. En este artículo te contamos todo sobre eliminar la papada sin cirugía, así como qué es, por qué aparece, y cómo se trata con el lipoláser de papada. ¡Toma nota!

Qué es la papada o doble mentón

La papada, también llamada «pelo de gallo» o «pellejo», es la acumulación de grasa y piel floja que se forma debajo de la mandíbula y el mentón. Aparece tanto en hombres como en mujeres, normalmente a partir de los 40 o 50 años.

Causas que motivan la aparición de la papada

A pesar de que la causa más conocida de la aparición de la papada sea la edad, existen otros factores y causas de la papada que afectan a esta:

  • Envejecimiento y pérdida de elasticidad en la piel: con la edad la piel produce menos colágeno y elastina, lo que provoca que se vuelva más fina y flexible. Esto hace que se formen pliegues y arrugas, incluyendo la papada.
  • Cambios hormonales: la disminución de estrógenos en la menopausia y andropausia promueve una distribución distinta de la grasa corporal, incluyendo el rostro.
  • Genética: algunas personas son simplemente más propensas de forma natural a acumular grasa o piel floja en la papada. Viene determinado por los genes.
  • Aumento o pérdida de peso: las fluctuaciones de peso estiran la piel facial, debilitándose con el tiempo. Cuando bajamos de peso drásticamente la piel no tiene tiempo de adaptarse y le cuesta recuperar su firmeza original.
  • Malos hábitos posturales: ir con la cabeza agachada hacia delante hace que la papada sea más visible al estirar la piel del cuello.
  • Gravedad: como en otras partes del cuerpo, la gravedad hace que con la edad la grasa y los tejidos faciales se desplacen hacia abajo.

Cómo quitar la papada sin cirugía

Aunque la cirugía es la forma más rápida y efectiva de eliminar la papada, existen tratamientos no invasivos que pueden ayudarte a reducirla y endurecer esa zona sin pasar por quirófano. Algunos de los más populares son:

Ejercicios faciales para papada

Hacer ejercicios de tonificación muscular centrados en el cuello y la mandíbula puede fortalecer la zona y estimular la producción de colágeno. Ayudan a tensar los músculos subyacentes y así sujetar la piel.

Masajes faciales para quitar papada

Masajear la zona con cremas específicas o dispositivos ayuda a mejorar la circulación, drenar la retención de líquidos y estimular la producción de colágeno. Aunque esta solución es la menos práctica y cuyos ejercicios no obtienen resultados a corto plazo para eliminar la papada.

Radiofrecuencia con microagujas para papada

Este tratamiento calienta la dermis profunda para que el cuerpo genere más colágeno y elastina, logrando un efecto tensor. La radiofrecuencia con microagujas, ayuda también a disminuir las arrugas producidas en el cuello debidos a la edad, así como posibles manchas.

Hilos tensores para quitar papada

Son hilos reabsorbibles que se insertan bajo la piel de la papada para levantar los tejidos y provocar una retracción progresiva. Se trata de un tratamiento que es progresivo, y con el tiempo empiezan a observarse los resultados.

Rellenos dérmicos de tratamiento de papada

Inyectar ácido hialurónico ayuda a compensar la pérdida de volumen facial que hace que la piel de la papada se descuelgue. En este caso, el tratamiento es efectivo cuando el volumen de la papada es pequeño ya que, podríamos conseguir un resultado no deseado.

Lipoláser de papada: la alternativa no invasiva

Una de las mejores alternativas para eliminar la papada sin cirugía es el lipoláser. Se trata de un láser no ablativo que funde la grasa localizada y tensa la piel simultáneamente.

El lipoláser aplica una luz láser especial que atraviesa la piel y es absorbida por las células grasas de la papada. Esto provoca que se rompan las membranas de los adipocitos y liberen la grasa que contienen. La grasa se elimina de forma natural a través del sistema linfático.

Al mismo tiempo, el calor del láser estimula la producción de colágeno en la dermis, logrando un efecto tensor muy efectivo. También se mejora la circulación sanguínea de la zona.

En comparación con la liposucción, el lipoláser es un tratamiento no invasivo, indoloro y no requiere anestesia ni tiempo de recuperación. Es lo más parecido a una liposucción no quirúrgica.

En conclusión, la papada es un problema antiestético muy común que puede aparecer por diversos motivos a medida que envejecemos. Aunque la cirugía es una solución rápida, existen alternativas no invasivas como el lipoláser de papada que ofrecen grandes resultados.

Pide cita